Hierbas Medicinales

Para una mejor orientación en la elaboración de esta sección se han consultado, entre otros:

 

GÓMEZ CAMPO, C., et alii, (1996): Libro rojo de especies vegetales amenazadas de las Islas Canarias. Viceconsejería de Medio Ambiente, Consejería de Política Territorial, Gobierno de Canarias, Tenerife.

 

JAÉN OTERO, J.,(1984): Nuestras Hierbas Medicinales. Caja Insular de Ahorros. Santa Cruz de Tenerife.

 

PEDRO DE PAZ, P.L. y HERNÁNDEZ PADRÓN, C.E., (1999): Plantas medicinales o útiles en la flora canaria. Francisco Lamus Editor, La Laguna, Tenerife.

 

VAGA, E.G., (1976): Plantas aromáticas y medicinales( en la cocina), Ed. Vennchi, Barcelona.

 

Este apartado cumple una función puramente informativa, la FEDAC no se responsabiliza de los usos que se haga con su contenido. Por ello, le rogamos que antes de llevar a cabo alguna iniciativa que se pueda adscribir al mundo de las Especias y las Hierbas Medicinales, consulte con un especialista, y en caso de enfermedades, a su médico o farmacéutico.

 

El uso de las hierbas medicinales es una muestra del conocimiento que tiene el canario de su entorno y sus posibilidades. El mal uso de ese conocimiento ha provocado que algunas especies estén en peligro de extinción, por el abuso descontrolado que de ellas se ha hecho.

 

La medicina estaba íntimamente relacionada con los recursos que el entorno natural le brindaba al hombre. Hoy, en pleno siglo XXI, estás prácticas medicinales existen y conviven con la medicina moderna.

 

Con la Conquista de Canarias y la posterior influencia de los diferentes colonos que arribaron a nuestras Islas, como gallegos, andaluces o vascos, la medicina primitiva se fue modificando con las nuevas aportaciones.

 

Cierto es que también hicieron otro tipo de aportaciones menos enriquecedoras como enfermedades contagioasas como la sífilis, la lepra o la gripe.

 

Con el descubrimiento del Nuevo Mundo, y teniendo en cuenta la ubicación estratégica que tienen las Islas, el desarrollo comercial que se estaba produciendo en ese momento será el canal de llegada de los primeros virus dañinos, que consecuentemente, se convertirían en epidemias, que en algunos casos se cebaron con los isleños.

 

Las plantas medicinales se convirtieron en un aliado de los habitantes de Gran Canaria, ya que éstas ayudaban a paliar las molestias de algunas de estas enfermadades. Los conocimientos de las propiedades de dichas especies se fueron transmitiendo de padres a hijos, hasta pasar a formar parte de la cultura del pueblo canario.

 

A continuación vamos a mostrar una selección de algunas hierbas y sus respectivas aplicaciones y modos de empleo. Este apartado ha sido elaborado extractando el fichero de Hierbas medicinales de Canarias, editado por el Canarias 7, Unelco y la Caja de Canarias y de la obra de José Jaén, Nuestras hierbas medicinales, editada por la Caja Insular de Ahorros.

 

En este subapartado hemos incluido una selección de las numerosas plantas conocidas hoy, por sus propiedades medicinales y/o curativas.

 

Abrepuo
Acanto
Altabaca
Amapola
Apio
Berro
Bolsa de Pastor
Borraja
Brujilla
Caa Limn
Cardo Borriquero
Cola Caballo
Eucalipto Blanco
Hierba Luisa
Hierba Mora
LLantn
Malvavisco
Manzanilla
Marrubio Blanco
Nauta
Oroval
Pazote
Poleo
Pita Zbila
Ratonera
Rompepiedra
Ruda
Salvia Blanca
Sndara
Tasaigo
T Canario
Tedera
Toronjil
Tunera
Valeriana Mansa
Verbena
Verol
Vinagrera
Zarzaparrilla

Volver a la página principal -
Volver a la página principal de FEDAC