Timple
Timple Imprimir

ImageEl timple pertenece a la familia de los instrumentos de cuerda pulsada, cuya descripción física a primera vista, consiste en una pequeña guitarra que se toca rasqueando con la mano derecha.


Sus orígenes parecen estar ligados al grupo de pequeñas guitarrillas que han sido utilizadas en diferentes latitudes, como es el caso de: el Charango del Altiplano de Sudamérica, el Cuarto venezolano, el Ukelele de Hawai o el Cavaquiño portugués.

 

Todos tienen una raíz común con los laúdes del barroco europeo, que tanto proliferaron en el siglo XVIII.

 

Las primeras noticias sobre la construcción de este instrumento en las Islas, datan de mediados del siglo XIX.

 

Se caracteriza por ser un instrumento agudo, muy sonoro y cuya función tradicional es la de servir de acompañante, aunque actualmente, está cobrando especial protagonismo, sobretodo, gracias a la labor de una nueva saga de autores.

 

Las cuerdas fueron inicialmente de tripa de animal, pero actualmente son de nylon. La primera cuerda y la cuarta son las más agudas; la segunda y la quinta son más graves y de igual diámetro, y la tercera es la más gruesa y grave de las cinco que componen el timple.

 

Se podría afirmar que el timple es uno de los instrumentos más representativos de la música canaria, además está íntimamente relacionado con el jolgorio de las romerías y las parrandas.

 

El timple no es el instrumento más antiguo de las Islas, pero en cambio se ha convertido en un símbolo sonoro de nuestra tradición.

 

El timple está compuesto por diferentes partes:

 

Caja: donde encontramos la boca, la tapa armónica y el puente inferior.

Mástil o brazo: donde se ubican los trastes y el diapasón.

Clavijero: donde se sitúan las clavijas y la cajilla.

 

Volver a la página principal -
Volver a la página principal de FEDAC