Ebanistería
Introducción Imprimir


ImageLa ebanistería es el oficio de las personas que trabajan muebles de estilo o diseño propio, con maderas nobles o finas. De hecho ebanista proviene del término ébano.

 

Si inicialmente la producción abarcaba trabajos como techumbres, aleros y puertas, la incorporación de nuevos tipos de muebles, las nuevas técnicas y materiales, así como la multiplicación de las tareas asociadas a los acabados de cada pieza, favorecieron la consolidación de un grupo de artesanos dedicados exclusivamente al trabajo con muebles.

 

 

El ebanista puede diseñar un mueble completo y ejecutarlo, o incluso copiar otros diseños, pero tratándolo casi como obras de arte. También puede elaborar modelos en series reducidas, pero siempre atendiendo al concepto de calidad.

 

Desde finales del S. XIX y principios del XX la carpintería y la ebanistería alcanzan un gran desarrollo en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Podemos establecer en la ciudad una época dorada de la ebanistería en la primera mitad del siglo XX, cuando se produce una considerable concentración de ebanistas de gran prestigio. El diseño de mobiliario en la capital sufre las influencias de las diferentes corrientes artísticas, especialmente de las arquitectónicas, el regionalismo y del movimiento racionalista, así como la posterior influencia de la vanguardia indigenista, vinculada a la escuela Luján Pérez.

 
Taller Imprimir

El taller del ebanista tiene características que lo relacionan íntimamente con el taller de un carpintero. Tanto si el taller es una prolongación de la vivienda familiar, como si se encuentra en un local destinado a la ebanistería, el artesano debe buscar unas buenas condiciones de iluminación, y aireación y tener las herramientas en el área donde desempeña la actividad.

 

La amplitud del taller debe ser la suficiente como para incluir el banco de trabajo, así como los accesorios de sujeción y guía.

 
Herramientas Imprimir
El ebanista utiliza a la hora de realizar su trabajo muchas herramientas, las cuales podemos encontrar también en el taller de un carpintero, como: sierra, torno, lija, martillo, gubias, escoplos, buriles, formones o cepillo entre otras.
 
Materias Primas Imprimir

El material de trabajo de un ebanista es la madera, pero además también necesita: cola, laca, barniz y cera.

Las maderas más demandadas por estos artesanos son: caoba, embero, samanguila, abebay, pino sueco y finlandés, roble, haya, tea y morera.

 
Proceso de trabajo Imprimir

El proceso de trabajo consta de varias fases:

 

  • Planeado y escuadrado, rectificado de los tablones para integrar mejor unas piezas a otras.
  • Trazado, donde se marcan las caras del tablero con la forma de la pieza que se desea obtener. Cuando hay que ensamblar las piezas, el trazado se debe hacer minuciosamente.
  • Troceado y recortado, acercándose así a la forma de la pieza final. Una vez hecho esto, se realizan los rebajes y entalles de las piezas.
  • Taladrado de las piezas, que es el paso previo al ensamblado de las diferentes piezas. Acto seguido se realizan las uniones, acoplamientos y machihembrados.
  • Decoración de la pieza y finalmente la realización de los acabados.
 
Tipología Imprimir

La producción se puede resumir en: muebles de estilo y creación propia, elaborados con materiales nobles, y con una ensambladura digna de elogios, y enseres domésticos de madera, que no forman parte de la estructura de un edificio.

 

El producto elaborado por el ebanista, en nuestros días, se considera un producto de lujo debido a la baja rentabilidad del proceso de producción y al hecho de que las materias primas son importadas. Las formas de venta son :

 

  • venta directa al consumidor: donde el ebanista ofrece sus productos en el propio taller.
  • venta por encargo: es la principal vía de comercialización, ya que hablamos de productos hechos a medida.
  • venta en tiendas: donde el artesano negocia con la tienda las condiciones de venta y de transporte.
  • ventas en ferias de artesanía: promueven el contacto directo con el comprador. Se ofrecen productos hechos y se aceptan encargos.
 
Bibliografía Imprimir

Los contenidos expuestos han sido extractados de:

 

AGUILÓ ALONSO, M.P., (1993): El mueble en España en los siglos XVI y XVII. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Ed. Antoquaria S.A., Madrid.

 

PEY ESTANY, S.,(1982): Ebanistería y Tapizado, Enciclopedia de CEAC, Barcelona.

 

V.V.A.A., (1995): El Hombre y la Madera, Ed. Integral, 2ª Edición, Barcelona.

 

VALLE QUESADA, Mª Teresa (2004): El mueble tradicional en Gran Canaria. Ed. FEDAC, Cabildo de Gran Canaria. Las Palmas de Gran Canaria

 

Volver a la página principal -
Volver a la página principal de FEDAC