Hilados
Introduccin Imprimir


 

ImageEste oficio fue practicado exclusivamente por mujeres del contexto rural, donde la transmisión de los conocimientos se producían por vía materna, es decir las madre y / o abuelas enseñaban a la generación siguiente. La dedicación a esta actividad es parcial y regular, se practica durante toda la vida, pero durante el tiempo que quedaba libre entre el resto de actividades. Estamos hablando de un oficio individual en el que era frecuente que varias mujeres se reunieran para hilar.

 

 

 

Es una actividad intrínsecamente asociada a la actividad económica del pastoreo dado el suministro directo de la lana de oveja, y de hecho, muchas de las hilanderas pertenecen a familias de pastores.

 

 

En las Islas Canarias, el número de hilanderas en activo es muy escaso. Sus edades están entre los 66 y los 84 años.

 

 

La producción se orienta hacia la producción de prendas de vestir y bolsos de clgar o arforjas. Usándose las madejas hiladas a mano para tejer piezas de los diferentes trajes tradicionales.

 

 

A partir de los años ochenta del siglo XX se comienza a formentar las ferias de artesanía, donde el público accede directamente al producto.

 
Taller Imprimir
La consideramos una actividad doméstica porque el taller en sí no existe, ya que se puede hilar en cualquier rincón de la casa: de pie, sentada, e incluso como ilustran algunos grabados de la primera mitad del siglo XIX, realizados por el dibujante J.J. Williams, se puede hilar mientras se caminaba o se va a lomos de un burro o caballo.
 
Herramientas Imprimir
Para la persona que hila y prepara la lana, las herramientas fundamentales son: la rueca, el huso, las cardas y la devanadera.
 
Materias Primas Imprimir
Actualmente en la Isla se ha trabaja con lana de oveja, la más utilizada tradicionalmente, aunque llegó a hilarse lana de otros animales, como la de camello. También se hilaban fibras vegetales como el lino y el algodón.
 
Proceso de trabajo Imprimir

Para el desarrollo de este oficio se realizan una serie de acciones que siguen el siguiente esquema en su proceso de producción.

 

  • Obtención de la materia prima.
  • Lavado de la lana, para desprender la grasa natural y suciedad que ha ido acumulando el animal. Una vez seca, se varea, se desmenuzan los mechones y se esponjan con las manos.
  • Teñido, si este fuera el caso.
  • Abrir los copos de lana.
  • Cardado: que se ejecuta con unas palas llamadas cardas. Se coloca una cantidad apropiada de lana en medio de las dos cardas. Se aprietan al mismo tiempo que se tira de los mangos, cada uno en sentido opuesto al otro. Repitiendo varias veces la operación, la lana se peina con esta operación facilitando el hilado.
  • Hilado con el huso y la rueca tradicional de caña, para formar el hilo.
  • Devanado de los husos de lana.
  • Enmadejado.

En realidad la técnica del trabajo es sencilla, donde lo importante es la práctica.

 
Tipologa Imprimir

El producto final del trabajo realizado suele materializarse en madejas de lana de diferentes grosores y colores que en ocasiones ellas mismas tejían a dos agujas para confeccionar diferentes piezas o podíamos, también, encontrar el hilo tejido posteriormente en los telares. Otra posibilidad es vender estas madejas.

 

En Gran Canaria se clasifican las lanas por colores (blanca y negra que mezclada daba un tono intermedio) y a veces por la edad de los animales, siendo más fina y suave la lana de las ovejas en su primer año de la vida. Esta lana se denomina añina.

 

Las formas usuales de venta del producto son: directa y por encargo, mientras que hoy en día se realiza mayoritariamente a través de tiendas.

 
Bibliografa Imprimir

Para la elaboración de esta sección se extrajo la información de las siguientes publicaciones:

 

BALLESTER MORÓN , Beatriz (2005): "Hilando pasado y presente... tejiendo futuro." en EL PAJAR. Cuaderno de Etnografía Canaria. Asociación Cultural "Día de las Tradiciones Canarias". Pinolere. II Época, nº 20, Agosto, Anual, La Orotava, Tenerife.

 

NUÑEZ PESTANO, J.R., HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, C.L., GARCÍA MARTÍN, J.A. (1984): Las manufacturas textiles en Tenerife: algunas consideraciones acerca de la decadencia de la industria popular y la crisis del Antiguo Régimen. Universidad de La Laguna.

 

RODRÍGUEZ PÉREZ-GALDÓS, C.(1992): La involución de los oficios artesanos grancanarios ante los cambios socioeconómicos y ecológicos. Tesis inédita. Departamento de Prehistoria, Antropología y Paleoambiente. Universidad de La Laguna. Tenerife.

 

Volver a la página principal -
Volver a la página principal de FEDAC