Introducción


La billarda no es un deporte sino un juego de precisión que se caracteriza por la importancia de un pequeño taco, que a veces termina en punta, y del que se toma su nombre para este ejercicio.

 

 

Este juego arribó a las Islas tras la Conquista, o sea, durante el proceso colonizador, en el que los europeos jugaron un papel importante, especialmente los llegados de la Península Ibérica, donde se localizaban algunas variantes del juego.