Recorrido Histórico

Su origen se relaciona con la necesidad del ser humano de medir su fuerza, utilizando para ello, los materiales que encuentra en su entorno.

 

Tras la Conquista, llegaron a la Isla nuevos modos de explotación de la tierra, esto supuso la introducción en el paisaje agrícola de un elemento nuevo: el arado de tipo romano.

 

Con el arado, el canario creó una curiosa práctica consistente en levantar dicho elemento, en una muestra de fuerza y habilidad. Esto se hacía en el tiempo de descanso, después de la arada.

 

También se daba el caso, de que en ámbitos agrícolas, después de la brega o faena se hacían exhibiciones de levantamiento del arado, así como de lucha canaria.